Cómo ganar dinero con AdSense en 2020

Wasabi Team
Wasabi Team

¿Estás pensando en empezar en el mundo de las webs? En ese caso, probablemente, la mejor opción sea Google AdSense. Es la forma más sencilla de iniciarse en este mundo. Hoy, te traemos la guía más completa para que lo sepas todo acerca de cómo ganar dinero con AdSense.

🤔 ¿Qué es Google AdSense y en qué se basa este sistema de monetización?

Cómo ganar dinero con Google AdSense

Google AdSense es el programa de publicidad creado por Google a principio de los años 2000 y con el que empezó a ser una empresa realmente rentable. Mediante este sistema, los usuarios podían poner publicidad en sus webs y recibir dinero cuando una visita hacía clic en los anuncios.

La idea es muy sencilla, tenemos anunciantes y gente como tú:

  1. Anunciantes: buscan comprar visitas a través de la publicidad. Así que se suscriben a Google AdWords (la otra cara de Google AdSense) y deciden cuánto dinero quieren pagar por cada clic en sus anuncios (es un poco más complejo, pero dejémoslo así, por entendernos). Digamos que los anunciantes deciden que están dispuestos a pagar 1€ por cada clic.
  2. Tú: creas una web y colocas los anuncios de Google (que, en última instancia, son los anuncios los anunciantes, porque Google solo actúa como intermediario), y esperas a que las personas que visitan tu web hagan clic en los anuncios para obtener una comisión.

Cuando una visita hace clic en el anuncio, Google cobra del anunciante una parte del dinero que él estaba dispuesto a pagar (digamos, 0,8€ del euro total), y tú cobras la parte restante (en este ejemplo, 0,2€).

Lo que los anunciantes están dispuestos a pagar por cada clic depende de varios factores, pero, en última instancia, es un tema de oferta y demanda. Cuando muchos anunciantes quieren captar tráfico a través de anuncio, están dispuestos a pagar más.

Pero hay otro tema a tener en cuenta: ¿Puedo elegir qué tipo de anuncios aparecen en mi sitio web? Porque, si sí es posible, podríamos elegir aquellos anuncios que mejor se pagan y conseguir mejores resultados.

Pero lo cierto es que no es tan fácil.

Los anuncios que aparecen en tu web dependerán de varios factores. El principal son las cookies que se han colocado a la visita en cuestión (si ha estado mirando bicicletas, es probable que se le muestren anuncios de bicicletas), mientras que el segundo es el contenido de tu web.

Google “entiende” el contenido de tu web, sabe de qué hablas, y, por ello, trata de mostrar anuncios relacionados. Es por ello que, en general, nos interesará buscar temáticas donde los anunciantes estén dispuestos a pagar grandes sumas de dinero por cada clic (después veremos cómo hacer esto).

No obstante, como decimos, que crees una web sobre cerrajeros (es una de las temáticas mejor pagadas) no significa necesariamente que todos tus clics vayan a ser de mucho dinero, porque, como hemos dicho, influyen otros factores, como las cookies que tenga el visitante.

Profundizando en el sistema de pujas

Hemos explicado el funcionamiento de Google AdWords asumiendo que el anunciante decide pagar X cantidad y ya está, eso es lo que paga. Pero lo cierto es que el sistema de Google AdSense y Google AdWords es un poco más complejo.

En realidad, funciona mediante un sistema de subastas. Esto significa que los anunciantes compiten entre sí por obtener el anuncio en tu sitio web. Si hay poca competencia, habrá pocas pujas y el precio final que se pagará por el anuncio será menor que si hay mucha competencia y muchas pujas.

Esto es importante entenderlo bien, porque, en ocasiones, vemos temas por los que los anunciantes ponen que están dispuesto a pagar, por ejemplo, 1€. Sin embargo, como hay muy pocos anunciantes y la competencia es baja, finalmente no acaban pagando 1€, sino 20 céntimos, por ejemplo.

Así que el reparto final entre Google y tú cuando un usuario hace clic en uno de esos anuncios, puede ser de, por ejemplo, 16 céntimos para Google y 4 para ti. Por eso hay que elegir bien el nicho al que nos vamos a dedicar, como veremos después.

Por último, hay que mencionar que existen diferentes tipos de puja a los que puedes “suscribirte”. Tendrás que probarlos y comprobar cuál es el que mejores resultados te da (en este mundillo, hacer pruebas constantemente es una obligación).

Los diferentes tipos de puja que hay son los siguientes:

  • Coste por clic (CPC): El CPC es un sistema según el cual ganas una pequeña comisión cada vez que el usuario hace clic en un anuncio. Es el tipo de anuncio más habitual. Si hacen clic, cobras, si no, no.
  • Coste por cada mil impresiones (CPM): En este tipo de anuncios, recibirás un pago fijo por cada 1000 visualizaciones (no clics). Se utiliza menos porque suele ser menos rentable, pero, si tienes una web donde los usuarios casi nunca hacen clic en los anuncios, esta pueda ser una buena opción.
  • Coste por cada mil impresiones de Active View: Es lo mismo que en el caso anterior, solo que con una restricción adicional: Solo se cuenta como anuncio visualizado aquel que ha aparecido en pantalla al menos al 50% y ha sido visualizado durante un segundo o más.
  • Coste por interacción (CPI): Es parecido al CPC. Se te pagará cuando el visitante interactúe con el anuncio. Esto no significa necesariamente hacer clic en él (aunque, habitualmente, sí significa eso). Es el tipo de anuncio menos utilizado.

✅ ¿Por qué trabajar con Google AdSense? ¿Cuáles son sus ventajas?

Aclarado qué es y en qué se basa, la pregunta que nos surge, inevitablemente, es: ¿Me conviene? ¿Por qué debería trabajar con ellos y no con otros sistemas de monetización? ¿Qué ventajas me ofrece?

Y lo cierto es que las ventajas que ofrece Google AdSense son muchísimas para el webmaster medio y también para el novato. Aquí te vamos a mencionar las que consideramos más importantes:

  1. No necesitas ser un experto programador: El código que te da Google AdSense es muy fácil de insertar en tu web y, demás, gracias a themes como Wasabi Theme, podrás insertarlos en diferentes lugares sin tener que tocar el código directamente.
  2. Personalización: La personalización que ofrece Google AdSense es muy elevada, pudiendo cambiar estilos de anuncios, colores, tamaños, colocación en la web… En fin, todo lo que necesitas para que los anuncios encajen bien con la estética y diseño de tu web.
  3. Aprovechar el algoritmo de Google: Muchas plataformas de anuncios tiran sus anuncios “a chorro gordo”, mandando el mismo anuncio a las webs más dispares. Esto con Google no pasa. Gracias a su algoritmo, tu web mostrará anuncios relevantes para el usuario (ya sea por temática o por cookies que el usuario tenga en su navegador). Esto redunda no solo en mayor tasa de clics, sino también en mejor experiencia de usuario.
  4. Libertad para elegir qué anuncios muestras: Desde el panel de Google AdSense, podrás elegir qué anuncios mostrar y no mostrar. Por ejemplo, podrás bloquear ciertas temáticas mal pagadas o webs concretas (algo muy importante porque, por ejemplo, puede que te interese bloquear los anuncios de tu competencia).
  5. Siempre habrá anunciantes de tu temática: Un problema de muchas plataformas de publicidad es que tienen pocos clientes y, por lo tanto, tienen temáticas limitadas que ofrecer a los editores (o sea, tú). En cambio, Google tiene una red inmensa, por lo que tienen anunciantes de todo tipo y siempre habrá alguno que se adapte a tu temática.
  6. Es gratis: Empezar a utilizar Google AdSense es completamente gratuito, así que no tendrás que hacer ninguna inversión para empezar a ganar dinero con tu web. Simplemente, te registras, creas los anuncios, los colocas en tu web, y esperas.
  7. No es exclusivista: A diferencia de otros sistemas de monetización, Google AdSense no te exige exclusividad. Esto significa que puedes tener anuncios de AdSense en tu web y, al mismo tiempo, estar monetizando por otras vías.
  8. Varias formas de pago: Por supuesto, también dispondrás de diferentes formas de pago para cobrar el dinero que hayas ido generando.

📙 ¿Cómo funciona? ¿Qué tengo que saber para utilizarlo?

Visto qué es y por qué es conveniente utilizar Google AdSense, vamos a pasar a hablar de cómo funciona, qué hay que saber y hacer para utilizarlo, y, en definitiva, cómo configurar tu cuenta en Google AdSense. Así que, sin más, vamos allá:

¿Cómo creo una cuenta en Google AdSense y conecto mi web?

Lo primero que debes hacer es acudir a la web de Google AdSense y registrarte en ella. No tiene ningún misterio. Es un registro normal y corriente como el que harías en cualquier otra web.

Una vez te hayas registrado, tendrás que añadir tu web para validarla. Antes esto se hacía de forma automática, pero, de un tiempo a esta parte, Google hace una revisión manual de los sitios web, así que es un proceso que tarda un poco de tiempo.

Cuando Google haya revisado tu sitio web y le haya dado el visto bueno, te darán un código. Ese código tienes que pegarlo en la etiqueta <head> del código de tu web. Si esto te suena a chino, no te preocupes: Con Wasabi Theme no tendrás que hacer este paso. Nosotros colocamos por ti el código donde debe ir.

Una vez hayas puesto este código, al cabo de unos pocos días recibirás un correo informándote de que ya está todo en orden y que se pueden empezar a mostrar anuncios en tu sitio web… ¡Y empezarás a ganar dinero!

Si tienes problemas creando o activando tu cuenta, te recomiendo leer este artículo que escribimos abordando este tema en concreto: https://wasabitheme.com/como-crear-cuenta-adsense/

No aceptan mi web en Google AdSense, ¿qué hago?

Como acabamos de comentar, antes las webs en Google AdSense se aceptaban sin mirarlas. Pero ahora las revisan manualmente y, si no cumplen ciertos criterios, no se aprueba. Estos criterios están especificados en la web de Google AdSense, pero lo cierto es que esos criterios indicados ahí no son todos.

Hay muchísimos casos de webs que aparentemente deberían pasar el filtro y no lo pasan. Así que hay “normas ocultas” para la validación de las webs.

No obstante, más o menos se sabe qué hay que hacer para que Google valide tu web sin problemas. Si no te aprueban tu web, probablemente sea porque debes corregir alguno de estos puntos:

  • El diseño de tu web es pobre y no tiene una apariencia cuidada y profesional. Esto con Wasabi Theme bien configurado lo tendrías solucionado, ya que permite crear webs que aparenten ser profesionales.
  • Tu web no tiene contenido o tiene muy poco y de mala calidad. La solución es crear más contenido de calidad.
  • Tu web está monetizando con afiliados. Por alguna razón, Google odia la afiliación. Deberías desactivar esa monetización hasta que te aprueben la web y, después, volver a ponerla.
  • Tu web tiene algún virus o código malicioso o poca seguridad. Elimina los virus y códigos maliciosos y añade una conexión cifrada SSL.

Estos son los cuatro motivos principales por los que las webs no se aprueban en AdSense, más allá de los motivos que se dan oficialmente por parte de Google.

¿Cómo creo los anuncios?

Crear un anuncio es muy sencillo porque se hace casi en piloto automático desde la web de AdSense. Lo más difícil es añadirlos a tu web, porque, a veces, hay que tocar el código de la web. Y si no sabes de código, pues puedes tener problemas.

Por suerte para ti, Wasabi Theme te permite añadir los anuncios de una forma muy sencilla y cómoda, por lo que también te explicaremos cómo hacerlo desde nuestro theme, para que no te tengas que romper la cabeza.

Dicho esto, veamos las tres formas de crear y colocar anuncios en tu web:

En primer lugar, tenemos la inserción de anuncios manual. Para crear anuncios de esta forma, tendrás que acudir a Google AdSense y hacer clic en Anuncios, después en Bloques de Anuncios y, por último, en Anuncios de Display.

Una vez estés ahí, podrás crear un nuevo bloque de anuncios. Tendrás que ponerle un nombre (es importante que pongas un nombre que puedas identificar, para, más adelante, saber cuál es y poder optimizarlo) y configurarlo. Las posibilidades de configuración están bien explicadas durante el proceso así que no te preocupes por ello.

Cuando lo hayas configurado, te darán un código, y ese código deberás pegarlo en el código fuente de tu web, en el lugar donde desees que aparezcan.

En segundo lugar, tenemos la inserción de anuncios automática. El proceso de creación del anuncio es el mismo que en el apartado anterior, pero, en lugar de tocar el código manualmente, lo que hacemos es utilizar un plugin externo que, automáticamente, inserta los anuncios en los lugares más habituales.

En tercer y último lugar, tenemos la inserción de anuncios con Wasabi Theme. Esta forma de insertar los anuncios es parecida a la de inserción automática mediante plugins, pero sin necesidad de añadir plugins adicionales. Lo puedes hacer todo desde la pantalla de configuración del Theme.

Lo bueno de insertar los anuncios con Wasabi Theme es que no tienes que pelearte con el código y, además, te ofrece una mayor versatilidad que la mayoría de plugins. Podrás colocar los anuncios donde quieras, con múltiples opciones, y sin tocar nada de código.

Además, por si no sabes exactamente dónde deberías colocarlos, a medida que los vas poniendo, van apareciendo en pantalla, de forma que puedes ir testeando cómo van quedando en tiempo real.

En definitiva, que con Wasabi Theme colocar anuncios de AdSense en tu web no tiene ningún misterio y hasta un mono con teclado podría hacerlo.

¿Qué tipo de anuncios debería crear?

Esta es una pregunta bastante frecuente, y lo cierto es que no tiene una respuesta sencilla. La verdad es que, como en tantos otros casos en el SEO (y en la vida), depende.

En general, podemos decir que los anuncios enriquecidos son los que más ingresos generan, porque consiguen captar mejor la atención del usuario. Sin embargo, esto no siempre se cumple.

Por ejemplo, si añades un cuadro de enlaces (que es un tipo de anuncio) con una tipografía y color similar a la de tu web, y lo colocas allí donde sería de esperar que hubiese enlaces dentro de tu web (por ejemplo, cerca de algún menú), generarás bastantes clics.

Al final, tienes que jugar con dos opciones: O bien colocas anuncios que llamen la atención a los usuarios, o bien los “engañas” (entre comillas) haciéndoles creer que son enlaces dentro de tu propio sitio web y no un anuncio.

Tendrás que hacer pruebas para ver cuál es el tipo de anuncio que más dinero te genera. Y esto solo podrás hacerlo una vez hayas tenido suficientes clics y visualizaciones para extraer conclusiones. Así que, al principio, no te preocupes demasiado por ello.

¿Cuánto paga Google AdSense?

De nuevo, depende. Lo que se cobre de Google AdSense es muy variable y depende de dos factores:

El primero es el número de clics. Esto es evidente. Puesto que Google AdSense te paga una comisión por cada clic que generas, cuantos más clics generes más ingresos obtendrás.

El segundo es la temática de los anuncios. Ya hemos comentado antes que los anuncios pueden ser de muchas temáticas y que algunas están mejor pagadas que otras.

De esta forma, lo que te interesa es conseguir la mayor cantidad de clics en anuncios de temática que se pague bien. Pero solo hay una forma de controlar esto último, y es escribiendo sobre temas cuyos anuncios se paguen bien.

Así que, si tienes un blog personal, es difícil que consigas anuncios muy caros, porque, por lo general, no vas a hablar de seguros de hogar (que es un tipo de anuncio bien pagado). Es por ello que conviene crear webs sobre temáticas que estén bien pagadas.

Una última consideración: Cuando se dice que, a mayor número de clics, mayores ganancias, la mayoría de gente piensa en aumentar la cantidad de visitas para, así, conseguir mayor cantidad de clics. Sin embargo, eso es solo una parte.

La otra parte es la optimización del CTR (es decir, la cantidad de clics por cada 100 visitas). Si tienes una web con 1 millón de visitas al mes puedes estar obteniendo la misma cantidad de clics que otra web con 250.000 visitas, porque tú tienes un CTR de 1% y la otra del 4%.

Así que optimizar el CTR también es una buena idea. Y, además, hay temáticas y tipos de nichos en los que es mucho más probable que el CTR sea mayor. Sobre esto hablaremos en el apartado de elección de nicho. De momento, simplemente, ten presente que, para conseguir más clics, no es necesario aumentar las visitas.

¿Cómo puedo cobrar el dinero que me debe Google AdSense?

Cobrar el dinero que hayas generado en AdSense es bastante sencillo, aunque debes saber que el mínimo para que te paguen es 70€. Esto significa que si un mes generas 20€, no los podrás cobrar. Se quedarán en tu cuenta. Cuando llegues a 70€, te harán el pago.

Pero bueno, más allá de eso, lo único que tienes que hacer para recibir tus pagos mensualmente (siempre y cuando llegues al mínimo) es colocar un medio de pago asociado a tu cuenta.

Puedes pedir que te hagan una transferencia (aunque esto no está disponible en todos los países) o que te envíen un cheque.

Es posible que, durante este proceso, tengas que verificar tus datos personales. No es un proceso complicado, de todos modos, así que no tienes que preocuparte.

El mayor problema en este apartado es que no ofrecen opciones como PayPal o Neteller para cobrar lo que hayas generado. Es una pena, pero bueno, cheque o transferencia es suficiente para la inmensa mayoría de la gente.

💰 Las claves para ganar dinero con Google AdSense

Ahora que ya sabes cómo configurar tu cuenta en Google AdSense y colocar los anuncios en tu web, vamos al verdadero meollo del asunto, que es cómo ganar dinero (de verdad) en Google AdSense. No pierdas detalle.

Elección del nicho

Lo primero que tienes que hacer para ganar dinero con AdSense es elegir bien el nicho. Intentar ganar dinero con publicidad escribiendo sobre lo que te apetece en cada momento es, en general, la mejor estrategia para no ganar ni un euro.

Lo que debes hacer es seleccionar un nicho donde los anunciantes paguen bien (y que, al mismo tiempo, no te cueste mucho escribir sobre ello).

Los aspectos que debes tener en cuenta al elegir un nicho son los siguientes:

  • Nichos específicos, pero no demasiado: Lo primero es saber que tienes que encontrar un nicho que sea específico, pero no demasiado. No quieres montar una web generalista, porque esas webs tienden a funcionar peor en Google. Un nicho pequeño y especializado en un tema suele ser lo mejor para posicionar. Y, cuando esté posicionado, haces otro.
  • Competencia en las SERPs: La competencia en las SERPs es un punto importante. No quieres meterte en nichos donde haya muchísimos SEOs con sus webs. Pero tampoco quieres un nicho donde no haya competencia, porque, seguramente, eso significa que no da dinero. Debes buscar nichos con dos o tres webs luchando por acceder a las primeras posiciones.
  • Pago por clic: Evidentemente, te interesará buscar temáticas con buenos pagos por clic. Temas como los seguros, el ahorro de energía o el hosting son temas bien pagados. Pero ten en cuenta que este tipo de temas atraen a mucha competencia, por lo que puede que te interese más acudir a alguna temática un poco peor pagada (además, ten en cuenta que el pago no es lo único importante, también tienes que valorar las visitas y el CTR).
  • Visitas: La cantidad de tráfico que mueva el nicho es importante. Cuantas más visitas mueva, más posibles clics recibirás. El problema es que, en general, las palabras clave que tienen muchas búsquedas suelen ser muy genéricas y se pagan peor. Deberás encontrar un equilibrio entre buenos pagos y una cantidad de visitas aceptable.
  • Posible CTR: El CTR no se puede saber a priori, pero se puede aventurar. Hay determinados tipos de Keywords que incentivan más el clic que otros. Por ejemplo, las Keywords tipo “descargar whatsapp”, por ejemplo, tienen un CTR mayor, porque el usuario que entra ahí está buscando hacer clic rápidamente en algo. Si el anuncio está bien colocado, es fácil que se “equivoque” y haga clic en el anuncio pensando que es un enlace de descarga. El CTR es lo que diferencia a los expertos en monetización con AdSense de los novatos. Así que busca nichos con buenos CTR.

Optimización SEO

Una vez hayas elegido el nicho, tendrás que montar la web, y tendrás que hacerlo pensando en el SEO. El SEO es la rama del marketing que te permite obtener visitas desde los buscadores, y es una forma gratuita de conseguir visitas. Por eso es tan importante que la domines.

El problema es que el SEO abarca una infinidad de pequeños detalles que, si eres novato, te va a costar conocer y, sobre todo, implementar. Tendrás que optimizar la arquitectura interna de la web, los contenidos, la velocidad de carga, los metadatos, los rich snippets… ¡y mucho más!

Por suerte para ti, hay una forma fácil de hacer esto: Utilizando una plantilla profesional creada específicamente para el SEO y para monetizar nichos. Una plantilla como Wasabi Theme.

Esta plantilla está pensada para facilitar el trabajo a los SEOs y maximizar la optimización de la web para que a Google le guste. Así que, instalándola, estarás en una mejor posición de partida que el 80% de las webs que hay por ahí.

Colocación de los anuncios

Tras lo anterior, llega el momento de colocar los anuncios. Y es importante que los coloques en los lugares adecuados. Esto es, los lugares donde más clics van a recibir.

Por supuesto, esto es algo que tendrás que ir comprobando poco a poco tú mismo haciendo experimentos, porque no hay un sitio mágico donde todos los anuncios en todas las webs generen más ingresos. ¡Cada web es un mundo!

Pero sí podemos decir que hay algunos lugares que son mejores para empezar:

  • Barra lateral: Si tienes un sidebar en tu web, deberías colocar un anuncio ahí. Solemos mirar mucho la barra de navegación de una web, para ver qué nos ofrece y para ir de una página a otra. Por tanto, los anuncios que hay ahí tienden a recibir más visibilidad y más clics.
  • Inicio del contenido: Colocar un anuncio bajo el primer párrafo acostumbra a dar muy buenos resultados, porque el usuario lee el primer párrafo y justo debajo tiene alguna sugerencia en forma de anuncio. Es un anuncio que recibe mucha visibilidad y puede aumentar tus clics y tus ingresos.
  • En medio del contenido: Si el contenido ha interesado a tu usuario, ir encontrando anuncios por en medio es una buena forma de aumentar tus clics (al fin y al cabo, está interesado en el contenido y va viendo anuncios según lo lee, y es probable que alguno le llame la atención).
  • Donde deberían ir enlaces: En aquellas zonas donde debería haber enlaces propios de tu web (por ejemplo, los menús), es un buen lugar para colocar anuncios de cuadros de enlaces. Eso induce a cierta confusión y permite obtener más clics.

📈 Trucos y tips para ganar MÁS dinero con Google AdSense

Ahora vamos a ver algunos pequeños trucos que te pueden ayudar a ganar más dinero en AdSense. Lo más importante es lo que hemos comentado en el apartado anterior. Pero si, además, aplicas estos trucos, conseguirás resultados aún más positivos.

Lleva tráfico a tu web

Lógicamente, el primer paso para ganar dinero con AdSense tendrás que aumentar las visitas que recibes.

Lo básico es el SEO, pero también puedes utilizar las redes sociales para apoyarte y conseguir una mayor cantidad de tráfico.

Optimiza el CTR

Ya lo hemos comentado anteriormente: Si quieres ganar dinero con AdSense, no basta con conseguir visitas. Tienes que optimizar el CTR. Duplicar tu CTR implica generar el doble de ingresos con las mismas visitas. Es así de sencillo.

Haz pruebas con diferentes tipos de anuncios y su colocación

Para optimizar el CTR, deberás hacer pruebas con diferentes tipos de anuncios y su colocación. Esto tendrás que hacerlo cuando ya tengas una buena cantidad de visitas y datos en Google AdSense para hacer experimentos y comprobar los resultados. Con apenas 100 visualizaciones, no puedes extraer conclusiones.

Mantén tu sitio actualizado

Si no quieres que tu contenido quede obsoleto y que acabe por no servir al usuario, es importante que mantengas tu sitio actualizado con información fresca. De esta forma, además, tendrás más visitas desde las redes sociales (en caso de que las utilices).

Prioriza la satisfacción de tus usuarios

Para que Google te posicione bien, debes tener a tus usuarios contentos. Lo mejor que puedes hacer es escribir y crear tu web pensando en lo que querrías como usuario.

Si tienes esto en cuenta, Google te posicionará mejor, recibirás más visitas, y ganarás más dinero.

Publica contenido de calidad

El contenido de calidad es la gasolina para el posicionamiento web. Es decir, publicando contenido de calidad conseguirás aparecer en mejores posiciones en las SERP.

Pero tiene otra ventaja: Como tu contenido es de calidad, el usuario pasará más tiempo leyéndolo y, por lo tanto, verá una mayor cantidad de anuncios y será más probable que haga clic en ellos.

Usa las mejores palabras clave

Utilizar palabras clave que mucha gente busca es la mejor forma de asegurarte de que recibas más visitas. Si tienes un sitio web que utiliza las palabras clave correctas en las diferentes páginas que tiene y, además, las abordas con contenido de calidad, tarde o temprano llegarán las visitas.

Crea webs sobre temas que te gustan

Ya hemos dicho que, para ganar dinero con AdSense, debes escribir sobre temas que se paguen bien.

Sin embargo, no debes elegir un tema que no te guste nada sólo porque esté bien pagado. Eso hará que te frustres y te desanimes. Elige uno ligeramente peor pagado pero que te guste más.

Utiliza la plantilla profesional Wasabi Theme

Por último, te recomendamos usar la plantilla profesional Wasabi Theme. Si quieres ganar dinero con AdSense (o con afiliación), es una muy buena idea utilizar una plantilla profesional y optimizada para el SEO. Y la mejor del mercado es Wasabi Theme (aunque está un poco feo que lo digamos nosotros).

⛔ Cosas que NO debes hacer bajo ningún concepto

Para terminar, vamos a hablar de tres cosas que JAMÁS debes hacer con tus anuncios de AdSense, porque pueden llevarte a penalizaciones o al baneo de tu cuenta de AdSense, con lo que ya no podrás seguir monetizando con este sistema. Así que presta atención.

Hacer clic en tus propios anuncios o usar bots

Hacer clic en tus propios anuncios o utilizar bots está terminantemente prohibido por Google, y, si detectan que lo haces, te banearán de su sistema y no podrás seguir monetizando con Google AdSense.

Y te aseguro que Google AdSense es capaz de saber cuándo un clic es real o falso. Piensa que Google vive de esos clics, es lo que le da dinero y lo que mantiene viva a la empresa. Además, llevan haciéndolo casi 20 años. El sistema está tan perfeccionado que es prácticamente imposible engañarlo.

Pedir a los usuarios que hagan clic en los anuncios

Pedir a los usuarios que hagan clic en los anuncios también está prohibido. Es lo que se conoce como “incentivar el clic” o “animar al clic”. No puedes decir “por favor, dale clic a la publicidad para que ganemos dinero” o cosas así. Los usuarios deben dar clic porque les interesa el anuncio, de forma natural.

De nuevo, puedes pensar que es difícil que Google detecte si estás pidiendo o no que hagan clic en tus anuncios, pero te recuerdo que Google está especializado en rastrear páginas web, entender de qué hablan, y organizarlas para mostrárselas a los usuarios que buscan un tema.

Esto significa que tienen MUCHA capacidad para entender el texto (y las imágenes) que hay en tu web. Así que, si pides a tus usuarios que hagan clic, lo sabrán. Y te banearán.

Abusar de la cantidad de anuncios en tu web

Abusar de la cantidad de anuncios en tu web no te llevará a que te baneen de Google AdSense, pero sí es probable que te suponga una penalización algorítmica. Esto significa que bajarás posiciones en los resultados de búsqueda de Google y, por tanto, recibirás menos visitas.

Incluso si esto no sucediera, poner muchos anuncios en tu web acabaría reportándote peores métricas, porque estarías haciendo que la experiencia del usuario fuera peor y, en última instancia, eso te conducirá a perder puestos en los rankings de Google.

Por lo tanto, coloca publicidad suficiente para recibir clics y ganar dinero, pero tampoco abuses. Al fin y al cabo, lo importante es que coloques unos cuantos anuncios en los lugares clave. Por saturar la web con anuncios no vas a ganar más dinero.

Como puedes ver, ganar dinero con AdSense es posible, pero tienes que conocer los detalles que te hemos comentado aquí y tenerlos en cuenta. Y, por supuesto, practicar. Esto es una carrera de fondo, no un sprint. Así que… ¡Ánimo!